Blog

¿Cómo alimentar a un recién nacido?

¿Cómo alimentar a un recién nacido con Fisura?

Todo recién nacido establece un primer lazo afectivo con su madre a través de la alimentación, por esto es de vital importancia que ella se realice de la forma más natural posible, es decir, amamantando al niño.
Existen dos formas recomendadas para el amamantamiento del niño con fisura que evitan posibles ahogos, aunque cada madre puede encontrar además otro sistema que se acomode a su propio hijo.

• La primera es sobre una pierna de la madre: Montar al niño de modo que su carita quede frente al pezón materno (caballito), sujetarlo por la espalda e introducir el pezón dentro de la boca, ejerciendo un poco de presión, para ayudar al niño en la succión.

• La segunda opción es colocar al niño sentado de costado (entre brazo): Sujetando su cabeza, e introduciendo el pezón dentro de la boca y presionando el pecho con la mano para ayudar a la salida de la leche. Ambos sistemas serán efectivos en la medida que el proceso de alimentación se realice en un ambiente de tranquilidad, dando el tiempo necesario al bebé para que se acostumbre a la forma elegida para alimentarlo.

Naturalmente en los primeros días, el proceso llevará más tiempo que la alimentación de un niño sin fisura, pero progresiva- mente irá mejorando.

Para logar esto es importante que alimentemos al niño cada 2,5 a 4 hrs. como máximo y no esperar a que su hambre sea demasiada, ya que su desesperación lo puede llevar a posibles ahogos.
Es importante que durante y después de la alimentación, ayudemos al niño en la eliminación de gases. Nuestros hijos tragan mayor cantidad de aire al succionar, lo que le puede ocasionar cólicos y llantos, evitables a través de un buen “sacado de chanchitos”.
En todos los casos de alimentación expuestos, lo más importante es buscar una posición adecuada en la cual el niño no lleve su cabeza hacia atrás, evitando que la leche pueda irse hacia la fisura y nariz.

Es muy común que el amamantamiento del niño con fisura de labio y paladar no sea posible; en ese caso se debe considerar la alimentación mediante chupete, siendo aquí lo más importante la posición del bebé, sentado para disminuir al máximo la posibilidad de salida de leche por la nariz.

Existen diferentes chupetes y biberones en el comercio; cualquiera pueda ser útil para el niño con fisura sin otras malformaciones.
El orificio para la salida de la leche puede ser hecho en la punta del chupete en forma de cruz. Otra opción en buscar un chupete sin orificios, y hacérselos en los costados tres o cinco, e introducirlo dentro de la boca del niño con los orificios hacia la lengua. Un biberón blando puede facilitar la alimentación

Estos consejos nacen de nuestro conocimiento de la experiencia de cientos de padres que han vivido esta circunstancia. Sin embargo, cada familia puede escoger el sistema que se acomode mejor a su realidad, y la mejor forma de saber si se está procediendo bien es controlar en forma regular el peso del bebé con el pediatra o consultorio.
Cada familia deberá escoger el sistema que se acomode mejor a su realidad, y la mejor forma de saber si lo estamos haciendo bien, será controlar regularmente el peso del bebé con el pediatra o la enfermera.

EXTRACCIÓN DE LA LECHE MATERNA:

· Para almacenar la leche elija envasases de vidrio o de un plástico duro que resista el agua caliente de tapa con cierre hermético.

· Diariamente etiquete cada envase con la fecha, hora y volumen de extracción.

· Previo a la extracción, es necesario preparar los pechos, realice masaje suave con pequeños movimientos circulares, por todo el contorno del cuerpo de la mama. También puede presionar suave y rítmicamente el pezón. Cuando los pechos están congestionados se puede estimular el flujo de la leche colocando paños tibios sobre ellos.

· El flujo de leche es variable: primero salen unas gotas y luego es más abundante. También varía su apariencia, las primeras gotas son blanco-azuladas transparentes y luego aparece blanca y cremosa.

· Cuando la leche es almacenada , la porción de grasa se separa y queda pegada en las paredes de los envases, pero se mezcla al agitarlas suavemente.

¿COMO REALIZAR LA EXTRACCIÓN MANUAL?

· Lavar muy bien las manos con jabón. Secar las manos con toalla limpia o desechable.
· Masajear la mama suavemente en forma circular. Frotar el pezón y areola.
· Sostener el frasco o recipiente en la mano, apoyándolo en la mesa para que se mantenga en una posición estable.
· Inclinar el cuero acercando el pecho al recipiente.
· Con la mano libre, tomar el pecho rodeándolo con los dedos en “C”, el pulgar por encima apoyado en el borde externo de la areola y el resto de los dedos por debajo.
· Presionar la base de la mama empujándola contra la pared de las costillas.
· Presionar los dedos sin que resbalen hacia el pezón. Presionar y soltar entre el dedo índice y el pulgar en forma intermitente y rítmica: presionar, soltar, presionar..
· Si la leche no fluye enseguida, no presionar más fuerte, sino más constante y rítmicamente. Saldrán uno o varios chorritos de leche por algunos minutos.
· Cuando disminuye el flujo, repetir el masaje con el cuerpo inclinado hacia delante. Si no sale más leche, extraer de la otra mama.
· Después de la extracción, humedecer el pezón con unas gotitas de leche y dejar secar al aire. Tapar el envase para su mejor conservación y roturarlo.
· Seleccionar un sistema de conservación según sea necesario: a temperatura ambiente, en refrigerador, en congelador dentro o separado del refrigerador.

DURACIÓN DE LA LECHE MATERNA EXTRAÍDA:

TIPO DE CONSERVACIÓN TIEMPO DE DURACIÓN
– A temperatura ambiente 12 horas
– En refrigerador 3 a 5 días
– En congelador dentro del refrigerador 14 días
– En congelador separado del refrigerador 3 meses

Leave a Comment

Name*

Email* (never published)

Website